domingo, enero 02, 2005

Lo que queremos hacer

Hola a tod@s:

Desde el mes de octubre de 2004 se viene desarrollando en el barrio de Antonio Díaz y San Vicente de Paul de la Capital de Jaén, por parte de la Fundación Proyecto don Bosco mediante un convenio de colaboración con el Plan Urban del Excmo. Ayto de Jaén un taller de habilidades domésticas. Como lo primero antes de nada es partir de lo que queremos hacer, se suele decir que los grandes profesionales deben tener proyectos, programaciones, planes de intervenciones, y todas la herramientas necesarias (de estas cosas hablaremos en otros posteos), pues yo no iba a ser diferente, me puse manos a la obra y realicé un programa de actividades con las mujeres de este barrio. Aquí os posteo ese plan por si sirve de algo.
Con el Taller de Habilidades Domésticas se pretende fomentar el cambio de hábitos y actitudes de las usuarias que sean susceptibles de participar en él.

Dicho taller se circunscribe exclusivamente a la zona del barrio de la ciudad de Jaén, perteneciente al ámbito de influencia y actuaciones del Plan Urban del Excmo. Ayto. de Jaén También se fundamenta esta actuación en la urgente necesidad de la población residente en esta zona de nuestra ciudad. Este barrio es de los más deprimidos nuestra ciudad con una alta tasa de paro, absentismo escolar, falta de higiene tanto personal, doméstica y del entorno de dicho barrio. También se observan problemas de nutricionales en los menores por falta de hábitos saludables de consumo y alimentación, debido al escaso nivel cultural de las familias, dando prioridad a otros aspectos cotidianos y descuidando la dieta y alimentación, así como la higiene personal de los menores y las mismas familias.

OBJETIVO:

Con el Taller de Habilidades Domésticas se pretende fomentar hábitos saludables de consumo, higiene, alimentación y hábitos sociales de las participantes.

Se quiere conseguir que las mujeres no sólo aprendan a cocinar, sino que lo más importante es el cambio de actitudes cotidianas que faciliten la integración de estas y sus familias en un ambiente normalizado.

También se quiere crear un grupo de referencia de mujeres en este barrio tan desestructurado que posibilite la implementación de acciones futuras de cara a la inserción social, laboral y de integración.

Fomentar las relaciones sociales entre las participantes al taller, debido a que no hay una conciencia de barrio y comunidad en el entorno, es por esto que el taller puede fomentar actitudes de cooperación, participación y creación de sustrato social para este barrio.

Dotar a las participantes de las herramientas básicas que le permitan una mayor integración social y adquisición de habilidades sociales para facilitar procesos de inserción tanto laboral como social.

Todo ello utilizando el taller de cocina como centro de interés para conseguir estos objetivos que se plasman aquí. Debemos de destacar la importancia de este taller, debido a que para muchas de las asistentes a este taller puede significar un cambio radical en sus hábitos de consumo, higiene, alimentación y seguridad en el hogar.

COLECTIVO A QUIEN SE DIRIGE LA ACCIÓN:

Mujeres del barrio de Antonio Díaz de Jaén, con hijos a cargo, bajos ingresos y escaso nivel cultural y problemas de integración social.


ACTIVIDADES:

· Desayuno compartido con las alumnas. Se pretende con este espacio la creación y coexión de grupo entre las alumnas, mediante un momento distendido y de participación en el cual estas se sientan más desinhibidas para aflorar aspectos más de sentimientos, personales, familiares, etc.
· Sesión de habilidades sociales. Este taller estará a cargo de la Educadora del Centro de Promoción Social de Antonio Díaz y pretende dotar a las alumnas de las herramientas necesarias para la adquisición de habilidades que les permitan integrarse en procesos activos de búsqueda de empleo e inserción social, aumentando su nivel de autoestima, autonomía personal, trabajo en grupo, empatia, etc.
· Sesión sobre salud e higiene domésticas. Esta actividad será llevada a cabo por el equipo de Salud del Centro de Salud Primaria de la Magdalena. Tratando temas transversales sobre hábitos sanitarios, de higiene bucal, sexual, ginecológica y de higiene corporal.
· Sesión sobre nutrición y hábitos de consumo. Dotar a las alumnas de los conocimientos necesarios en cuanto a los hábitos nutricionales y de consumo de estas y su familias, haciendo hincapié en una alimentación sana y equilibrada que permita un correcto desarrollo tanto de ellas como de los menores que tienen a su cargo.
· Compra semanal con dos alumnas del taller. Esta actividad será rotativa semanalmente entre dos de las alumnas del curso, pretendiendo que estas adquieran hábitos cotidianos de compra, administración de presupuestos familiares, cambio de hábitos en el consumo y de compra. Es decir cómo administrar un presupuesto que en este caso asciende a 5,80€ por alumna y día perteneciente al taller.
· Tareas de distribución de compra, conservación adecuada y elaboración del día. Una vez realizada la compra semanal, enseñar a las alumnas procesos de conservación efectivos de la compra, así como su correcto almacenaje y distribución en el entorno de la cocina.
· Revisión y programación por parte de las alumnas de las semana y del listado de la compra de la siguiente semana. Es muy importante que estas se impliquen de manera directa no sólo en la recepción de una formación pasiva, sino que sean ellas mismas las constructoras de su proceso formativo revisando su acción semanal y planificando la siguiente semana, trasladando este hábito a sus entornos familiares de origen.
· Acciones complementarias a su formación. A lo largo del taller se realizarán visitas a ferias de alimentación, recursos sociales, charlas informativas por parte de profesionales (bomberos, sanidad y consumo, etc) que complementen su formación.

A lo largo del taller diariamente, salvo el jueves dos de las alumnas se llevarán a su domicilio el menú elaborado en el taller.
Hay que decir que la realidad dista mucho de la ficción y que con el paso de los días estos buenos propositos de super monitora se han visto reformados, arrugados, rebotados contra la pared y nuevamente rehechos por la gente, en común con las mujeres de mi taller, que en definitiva es así como debía de haber surgido esto contando con ellas y no para ellas. De este taller esta es la primera lección que he aprendido que una supermonitora lo primero que debe de hacer es contar con las personas a quien va a dirigir su acción, preguntarles, escucharlas y luego todos juntos programar.
Otra de las cosas que he aprendido que en el campo de la acción social de las habilidades domésticas, no existe prácticamente documentación, ni siquiera por internet, (mira que dice mi marido que si no está en internet no existe) pues esto de las habilidades doméstica no exite, no. Por eso ha sido lo de crear este weblog, para que si alguna monitora le da por esto que por lo menos vea que sí, que sí existe.